AUTONOMÍA UNIVERSITARIA Y CUPOS

AUTONOMÍA UNIVERSITARIA Y CUPOS

“La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia”
Amos Bronson

Después de la decisión de la OPSU de usurpar las atribuciones consagradas en la Ley de Universidades y respaldadas por nuestra Carta Magna, tengo necesidad de aclarar a la comunidad algunos aspectos importantes.

Este año en un hecho sin precedentes en la historia republicana de nuestro país, un gobierno se ha atrevido a asignar los cupos que por ley sólo pueden asignar las Universidades Autonomas de Venezuela.

En importante recordar que cercano al 2008 en una reunión del CNU, las Autoridades Universitarias de la época, le cedieron a la OPSU el 30% de la asignación de sus cupos anualmente. Quedando el 70% restante para las Universidades autonomas, que ciertamente es alrededor del 40% de los cupos de educación superior en el país pero también los más demandados por nuestra población.

Ese hecho para mi errático, porque cedia al gobierno parte de las atribuciones legítimas de las Universidades, desencadenó en lo que hoy sucede. Al mismo tiempo en esa reunión se propuso (más no se ordenó) la eliminación de las pruebas de selección. En LUZ y en mi Facultad fueron eliminadas trayendo como consecuencia masificación, falta de prosecución, alto nivel de aplazados y baja en la calidad en el ingreso.

Este año sin consulta alguna con las Universidades, se usa un modelo de selección que sin entrar en detalles del mismo, puede ser bien cuestionado. Sin embargo lo más preocupante es que se asignan los cupos ofertados por nuestras casas de estudio en su totalidad sin habérselo notificado y sin tener el aval del Consejo Universitario; ocasionando un serio problema interno para las mismas, ya que existen programas internos en cada uno de ellos y convenios laborales que asignan cupos a muchos estudiantes de las regiones del país.

Se han seleccionado estudiantes usando el mecanismo de selección de la OPSU que deja por fuera a muchos aspirantes. En el caso específico de Medicina de LUZ mas de 5000 alumnos de nuestra región preparados, con altas notas en su bachillerato que se han esforzado por 5 años para tener una opción al ingreso a nuestras Escuelas estan en estos momentos por fuera de la selección y otros estudiantes con bajas calificaciones están asignados por OPSU.

Se convierte esto en una violación a una atribución exclusiva de las Universidades que claramente es una afrenta contra la AUTONOMÍA UNIVERSITARIA.

Si bien es cierto que ya desde hace mucho el Gobierno de muchas formas ha intervenido las Universidades y violado su autonomía financiera, territorial y académica; este es sin duda el acto más notorio y grave hasta la actualidad.

Yo creo en la autonomía, pero en la autonomía con supervision. En la autonomía que sea transparente ante la comunidad, porque es la única que nos va a devolver el orgullo de ser universitarios.

¿Por que no permitir que los organismos de seguridad vigilen dentro de nuestros espacios con los arreglos y permisos necesarios para evitar que seamos guarida de delincuentes?. Si sabemos que existen mafias internas y externas a la universidad que venden cupos, ¿Por qué no exigir una auditoria externa en la asignación de cupo que hacen nuestras universidades? Eso nos daría una alta transparencia ante la comunidad y sin desmedro de nuestras atribuciones. ¿Por qué no permitir y exigir que las autoridades competentes investiguen estas mafias? Muchos tenemos conocimiento de donde están algunas de esas mafias y por miedo a la seguridad personal y familiar y hasta por negligencia de las autoridades competentes no se hacen o no se investigan las denuncias.

No todas las profesiones son para todas las personas. Un estudiante de Medicina por ejemplo no puede tener altas limitaciones físicas, no puede vivir lejos de la Facultad y los Hospitales sino tiene los medios adecuados para transportarse diariamente; tampoco puede estudiar Medicina un joven quizá brillante que necesite trabajar para mantener su familia porque en la mayoría de los casos sino en su totalidad terminará fracasando en sus estudios o terminará con una formación mediocre.

Recientemente se han creado carreras paralelas en la formación de médicos. El paralelismo es una de las aberraciones más grande que ha tenido el gobierno. En vez de fortalecer y mejorar lo que tenemos crea otras cosas, en el caso que nos ocupa carreras y universidades de bajo rendimiento, ocasionando un daño irreparable a la nación en primera parte, pero también a los estudiantes que se inscriben en ellas con una alta expectativa y sueños y terminan ellos y sus familias engañados con una preparación mediocre y que más tarde ocasionará graves daños a los usaríos finales de sus servicios, el pueblo venezolano.

Por estas consideraciones es que siempre he estado de acuerdo con el proceso de selección para nuestra Facultad de Medicina, algo que nunca debimos aceptar que eliminaran, ya que hoy somos la única Escuela de Medicina del país sin proceso de selección.

Esta situación que se presenta es muy difícil, por un lado está la expectativa que se generó de manera ILEGAL E INSCONSTITUCIONAL a un gran número de jóvenes venezolanos ya asignados por OPSU. Por otro lado están los derechos lesionados de los aspirantes en las áreas de influencia de cada Universidad y que habían cumplido con sus mecanismos de ingreso y selección y esperaban la publicación de los listados de seleccionados y por otro lado están los aspirantes familiares de los miembros del personal que labora en las Universidades que también esperan ser asignados.

Realmente el panorama es feo, parece estarse en un túnel oscuro. No la tienen fácil nuestras autoridades. Sin embargo, cuando se está frente a situaciones así, lo mas correcto es apegarse a la ley. En este caso la Ley la violó el Gobierno y no las Universidades. Por tanto la respuesta de nuestras autoridades a esta nueva intervención ahora académica (DAKASO ACADEMICO), no debe ser otra que seguir con los procesos individuales de cada Universidad y garantizarle el cupo a quienes tienen primeramente la expectativa de ingreso, ya que es a quienes les que corresponde por ley y no son otros que los que aplicaron a cada Universidad.

Si el Gobierno quiere eliminar las ventas de cupos, sencillamente lo que debe hacer es enviar investigadores a nuestras Universidades, todos podremos ayudar a que se logre apresar a quienes estén involucrados en estos hechos. Todo Universitario que quiera y sienta la Universidad en su piel y en su sangre estará de acuerdo en que se investigue a fondo todo lo que haya que investigar para terminar con este flagelo que hoy nos esta consumiendo.

Ceder la asignación de cupos al gobierno sería arrodillarse ante el poder ejecutivo y lamentablemente apagar la LUZ en nuestras Universidades. Quien esté de acuerdo con esto o tenga temor de defender nuestra autonomía no debe ser parte de nuestros dirigentes, sino va a defender por lo menos que no estorbe y permita que a quienes nos duele la Universidad y el País lo hagamos.

Por esta vía manifiesto mi respaldo absoluto a la decisión de la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios y ratificada por el Consejo Universitario de LUZ de desconocer la asignación realizada de forma ilegal por la OPSU.

La ignorancia sólo se combate con el estudio, la preparación y el conocimiento y es nuestro deber máximo velar por ello.

Freddy Pachano Arenas
Profesor Titular de LUZ
Director del Posgrado de Medicina de LUZ
Director del Consejo Nacional de Directores de Posgrados en Ciencias de la Salud