EL CONFLICTO UNIVERSITARIO EN DESARROLLO: ALGUNAS HIPÓTESIS!


– El Gobierno tiene la plata, los recursos para cumplirle a los universitarios, pero no la envía a las universidades porque es para financiar la campaña electoral. No somos los militares. ¿Entonces porque firmó una II CCU que es incapaz de cumplir hasta para con quienes fueron sus signatarios? En el caso de LUZ sabemos que ASDELUZ y SOLUZ la aceptaron y hoy la protestan por su incumplimiento. ¿A qué juega el régimen?

– Sabe que estamos intervenidos y desmantelados y nos desprecia, a las instituciones universitarias, las llamadas históricas.

– La defensa del salario es algo vital porque de ello depende nuestra calidad de vida junto a familiares cercanos.

– El Gobierno juega al desgaste y castigo. Firma una II CCU perniciosa para los universitarios y sencillamente la impone sin importar las legítimas protestas que hoy estamos produciendo.

– Hay que seguir junto a la FAPUV y mantener la lucha nacional reivindicando la firmeza de nuestros reclamos y alentando los espacios de la negociación, aunque los personeros del régimen se hagan los locos.

– Octubre ya se va; noviembre es la campaña electoral caliente y se nos meterán la Feria de la Chinita y las Navidades (Negras), el escenario de un reinicio de clases hipotéticamente sería a comienzos del nuevo año 2016 y sujeto al desenlace electoral. Cada día que transcurra la protesta, aparentemente, le es conveniente al Ministerio de Educación Superior alentando el descontento estudiantil y el descrédito de los profesores ante la opinión pública con aquello de “que cobran y no trabajan”. Esa campaña hay que enfrentarla con habilidad e inteligencia. Los universitarios queremos reincorporarnos ya!!!, y desde hace un buen rato, a una vida universitaria normal pero esa normalidad depende de una adecuada remuneración salarial.

– El Gobierno no baja los recursos completos para el pago del mes de octubre que se pagará con el sueldo viejo. Otra provocación más.

– La crisis económica, sobretodo, la inflación desbordada convierte a nuestros salarios en agua y sal. El desquicio cotidiano es la norma del docente universitario distraído en centenares de emergencias y amenazas que le impiden atender sus prioridades académicas en el trabajo. Aunque sencillamente: el salario actual no alcanza para atender nuestras necesidades más básicas.

– Esta conflictividad no es gratuita sino hasta alentada por el mismo Gobierno. Una vez más se las juegan en función de prevalecer como proyecto hegemónico algo contrario a la misma Constitución vigente.

– Si hubiese voluntad sincera del Gobierno de arreglarse con los universitarios desde hace ya un buen rato el humo blanco hubiese aparecido.

– Es vital que la APUZ y sus respectivas seccionales mantengan informados a sus bases y les comprometan en las acciones de protestas que se están llevando a cabo. Irse a casa y no participar es dividir y debilitar al gremio de los docentes. A eso juega el Gobierno a dividirnos y desmoralizarnos.

– La lucha por el salario es también la pelea por la restitución de la Democracia en el país y la Autonomía universitaria liberando prohibiciones como la de no permitir nuestros procesos electorales para renovar las Autoridades actuales y contribuir a destrancar la actual inercia.

Dr. Angel Rafael Lombardi Boscán

Representante de los Profesores al Consejo Universitario de LUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: