LAS RAICES DE LA IRA MUSULMANA


el-islam

LAS RAICES DE LA IRA MUSULMANA

 

 

14 siglos bajo el desencuentro y la animadversión mutua. Siglo VII y VIII el Islam nace y se expande de una forma vertiginosa por el norte de África, la península Ibérica, Oriente Próximo y Oriente Medio, Persia y norte de la India. El cristianismo quedó aislado por el Sur ante un “Mediterráneo Musulmán” (Henri Pirenne), prácticamente inaccesible. Solos los genoveses y venecianos en tratos con el “infiel” procuran sortear esa alcabala. Romper el cerco significó la empresa de las Cruzadas a partir del siglo XI. Saladino y otros jefes musulmanes derrotaron inapelablemente a las huestes papales. Los turcos otomanos, musulmanes también, vencieron a Bizancio y sometieron a los Balcanes así como todo el Norte de África. Constantinopla cae en el año 1453 y Viena es asediada en 1529. Europa es una zona periférica del mundo. Mientras Europa vive de las pestes y hambrunas en la Edad Media la ciencia, los sistemas de riego y la arquitectura florecen en el mundo islámico. Bastaría visitar hoy Córdoba y Granada para rendirnos a la magnificencia del legado islámico en su mayor apogeo.

 

1492 no sólo es el “descubrimiento” de América sino la expulsión de los moros en Granada. Occidente y el cristianismo contraatacan, el Islam, se repliega. La modernidad, el renacimiento, la ilustración, la revolución científica y el capitalismo permiten del despegue de Europa y la hacen colonialista e imperialista desde el siglo XV hasta la actualidad. El Islam cede y se amuga. No hay plan B como sí lo intentaron los japoneses con las reformas de la Era Meiji (1868-1912). El estancamiento y la decadencia histórica de la cultura y religión musulmana incuban su resentimiento militante alimentado por las afrentas occidentales y la incapacidad del Islam en repelerlas, hasta descubrir las técnicas eficaces del terrorismo bajo el liderazgo de los sectores más extremistas y fanáticos.

 

En el imaginario musulmán hoy Occidente es arrogante, materialista, represivo, violento y decadente. “Nosotros somos diferentes. Tenemos un trasfondo diferente, una historia diferente. Por eso tenemos derecho a futuros diferentes” es la prédica hoy de la inmensa mayoría de los musulmanes. De paso la alta demografía y la inmigración hacia Europa de numerosos contingentes de musulmanes ahondan en ésta conflictividad.

 

“La cultura occidental está cuestionada por grupos situados dentro de las sociedades occidentales. Uno de esos cuestionamientos procede de los inmigrantes de otras civilizaciones que rechazan la integración y siguen adhiriéndose y propagando los valores, costumbres y culturas de sus sociedades de origen. Este fenómeno se percibe sobre todo entre los musulmanes en Europa, que, sin embargo, son una pequeña minoría”. pág. 365 (Samuel Huntington en “El Choque de Civilizaciones, 1996).

 

Los recientes ataques en París no carecen de simbolismo. “Francia es el corazón histórico de la Europa moderna”. (Fernando Mires). Y el extremismo yihadista vuelve a invocar el  Al·lahu-àkbar (“Alá es el más grande”) como grito de guerra. La respuesta de Francia y Occidente bajo el liderazgo militar de los Estados Unidos será aún más cruento invocando la defensa de “los estilos de vida” propios, Democracia incluida. Ya algunos analistas se han atrevido en declarar el comienzo de la III Guerra Mundial.

 

París pasó de ser una fiesta (Ernest Hemingway) a un cementerio lúgubre con la Torre Eiffel sin destellos y unos sobrevivientes que solo mascullan el miedo. 50% de las reservaciones turísticas en los hoteles parisinos ya fueron canceladas. Y es que el enemigo es invisible porque se mimetiza entre todos los ciudadanos de París, Londres, Roma, Berlín, Madrid, Moscú y Washington. Y nadie sabe, ni siquiera las muy eficaces policías, cuando volverá atacar sobre civiles desarmados e inermes. “La seguridad está por encima de la estabilidad” dicen hoy los lideres franceses heridos en su orgullo propio, y al igual que hizo Bush luego del atentado de las Torres Gemelas (2001), se saldrá a combatir molinos de vientos. La policía y ejércitos atentarán contra las libertades fundamentales de la ciudadanía. Se redoblarán las escuchas telefónicas y el Internet será más intervenido aún. Los aeropuertos se convertirán en zonas de guerra y en nombre de la paz levantaremos monumentos funerarios. El mundo seguirá profundizando en éste desquiciamiento iniciado 14 siglos ya.

 

La pobreza es violencia y desigualdad. Y mientras esto persista en las sociedades musulmanas y le atribuyan la misma a la dominación global de Occidente y sus valores, ésta guerra secular seguirá alimentándose. Francia y Europa tendrán la excusa perfecta para levantar un muro contra esos “barbaros del Sur” y hacer de los inmigrantes unos parias. La humanidad sigue sin aprender nada de los pasados dolores y tragedias. La paz, sólo la paz, garantiza la convivencia entre pueblos, naciones, culturas, religiones y civilizaciones diversas.

 

“El problema subyacente para Occidente no es el fundamentalismo islámico. Es el islam, una civilización diferente cuya gente está convencida de la superioridad de su cultura y está obsesionada con la inferioridad de su poder. El problema para el islam no es la CIA o el Ministerio de Defensa de los E.E.U.U. Es Occidente, una civilización diferente cuya gente está convencida de la universalidad de su cultura y cree que su poder superior, aunque en decadencia, les impone la obligación de extender esta cultura por todo el mundo. Estos son los ingredientes básicos que alimentan el conflicto entre el Islam y Occidente”. pág. 259-260 (Samuel Huntington en “El Choque de Civilizaciones, 1996).

 

 

ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN

@lombardiboscan

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: