SITUACION DE LOS JUBILADOS EN EL EXTERIOR


Ciudadano: Rocco Albbisinni Serrano Presidente y demás Directores del Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX) Av. Leonardo Da Vinci Edif. Anexo B-1 Planta Baja Urb. Los Chaguaramos – Caracas. Enero 15, 2016 Reciba usted nuestro más cordial saludo. Como Usuarios del Sistema RUSAD en la categoría de Casos Especiales: Jubilados y Pensionados, nos dirigimos a usted en representación de los Jubilados/Pensionados de Venezuela residentes en el exterior agrupados en las entidades ASOPEX (Pensionados Venezolanos en España), APEJUVE (Pensionados Venezolanos en Panamá) y respaldada por una petición signataria de 795 firmantes por medio de la Asociación Internacional AVAAZ. Mediante la presente, respetuosamente solicitamos expresamente su intervención dada la autoridad que Ud. representa, para que con carácter de urgencia se resuelvan los siguientes asuntos: 1. El pago de las solicitudes con código APC (Aprobado por CADIVI), correspondientes al segundo semestre de 2015, a jubilados y pensionados. 2. La reposición inmediata de la opción “Casos especiales: Jubilados y Pensionados” para generar solicitudes en la página web de CENCOEX, eliminada en este enero de 2016. 3. La liquidación de la totalidad de los montos y la agilización de trámites de solicitudes de jubilados y pensionados, de forma prioritaria, al poseer carácter de manutención y visto el tipo de cambio oficial, conforme al artículo 7 del Decreto Ley # 798/2014. Queremos dejar constancia que no obedecemos a ningún interés político partidista, sino que nos anima la necesidad, por razones humanitarias, de dar respuestas a muchos venezolanos que entregaron dignamente los mejores años de su vida al servicio de entidades e instituciones del Estado. Con respecto al punto 1, señalamos que desde 2003 a 2014, cuando CADIVI fue responsable por esta tarea, las divisas eran enviadas con regularidad. Y el trámite, entre el día de la solicitud y la transferencia de fondos, duraba un máximo de seis semanas. Contrario a ese “precedente administrativo”; y desde 2014, cuando CENCOEX asume la administración de las divisas, el organismo incurre en meses de retardo y liquidaciones por semestres vencidos; negando, además, solicitudes de manera inmotivada en algunos casos por declaratorias de una extemporaneidad ilógica o por otros alegatos injustos (movimientos migratorios, por ejemplo). Agregamos que en la Ley Aprobatoria del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social (CISS), ley interna vigente en Venezuela, publicada en la Gaceta Oficial #39.122, del 17.02.2009 (Anexo 1) y de rango constitucional, el Estado Venezolano se obliga ante la Comunidad Iberoamericana de Naciones, y ante sus ciudadanos, a proteger y garantizar efectivamente —entre otros—, los derechos de personas venezolanas jubiladas y pensionadas, a tener acceso a sus pensiones de retiro, en el lugar donde fijen su residencia fuera de Venezuela, sin retardos y sin más restricciones que el costo de la transferencia. Pero la actual e írrita actuación administrativa por parte de CENCOEX, desconoce el CISS y su artículo 6.1. Con respecto al punto 2 de nuestra comunicación, desde el 5 de enero del corriente, la opción en la página web de CENCOEX, “Casos especiales Jubilados y Pensionados”, ha sido eliminada. Por lo tanto, no se pueden realizar nuevas solicitudes. Con el agravante que, de acuerdo a la instrucción emanada de CENCOEX, “las solicitudes deben ser hechas en los primeros 45 días continuos del período so pena de serconsideradas extemporáneas”. Así pues, CENCOEX viola ahora su propia instrucción, desconociendo derechos humanos inquebrantables, el principio administrativo de “confianza legítima” e impidiendo generar nuevas solicitudes y trámites. Y con respecto al punto 3, se han recortado los montos solicitados, violando la CRBV (arts. 80 y 89) que fija como derechos humanos inescindibles las pensiones de retiro y el acceso a ellas. Destacamos que esas negativas y recortes de las pensiones que hemos venido sufriendo desde 2014, sustentadas en los artículos 6 y 8 de la Providencia CADIVI 019/2003, son improcedentes, dada la inconstitucionalidad de dichos artículos, pues restringen o quitan derechos y garantías de reserva legal. Resaltamos igualmente que, dado el carácter de manutención de estos derechos adquiridos, las divisas recibidas por los jubilados como fórmula impuesta por el Estado Venezolano para acceder a las pensiones vitalicias, son el único medio de sustento en el exterior, habida cuenta de su avanzada edad. Muchos jubilados necesitan con regularidad medicamentos y tratamientos que al no disponer de recursos no pueden ser administrados oportunamente, con graves consecuencias que de ello se derivan. El derecho a acceder a las pensiones vitalicias, en los términos expresados en la CRBV y en el CISS, no deja lugar a dudas sobre la obligación de CENCOEX a garantizar y efectivizarlos, sin crear obstáculos o exigencias inicuas más allá de lo que regula la Providencia CADIVI 019/2003, diseñada para la administración, trámite y requisitos de solicitudes cuyo contenido recrea derechos primarios; pero nunca para eliminar, negar, recortar, restringir por vía administrativa tales derechos adquiridos, que deben ser respetados por el Estado Venezolano, aún en Estados de Excepción e inclusive ante situaciones catastróficas, por constituir el uso, goce y disfrute de las pensiones de retiro derechos humanos inescindibles. Así lo prescribe el artículo 337 constitucional. Concordado a derechos inalienables que los artículos 19, 23 de la Carta Magna prevén; a garantías sustentadas en la progresividad de los derechos humanos y a los desafíos de la Agenda ONU de cara al 2030, suscrita por Venezuela. Por todo lo anteriormente expuesto, solicitamos con todo respeto, se aboque usted a la solución de los tres problemas arriba mencionados, que ya están ocasionando situaciones de salud y personales graves a un grupo de personas especialmente vulnerables. Se requiere una acción urgente y eficaz, pues sin los recursos solicitados sus vidas corren peligro. Rogamos una respuesta inmediata y ofrecemos como canal de comunicación, las siguientes direcciones electrónicas: APEJUVE (apejuve.secretaria@gmail.com, Panamá), ASOPEX (jubiladosenelexterior@gmail.com, España). JURAMOS LA URGENCIA. Comunicación consignada por orden de los firmantes arriba indicados. Anexos: 1. CISS – Gaceta Oficial #39.122 – págs. 13 a 18 2. Providencia CADIVI 019/2003 3. Firmas (795) obtenidas por medio de la petición a AVAAZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: