CINISMO GREMIAL: A PROPOSITO DEL PAGO DE LOS 22 DIAS

 

¿Es hoy LUZ una causa perdida? Quiero pensar que no es así. No obstante es tan grande el desarreglo institucional y la precariedad estoica con la que funcionamos que la evidencia nos estalla a los universitarios en la cara. Luego tenemos el bochinche gremial. Una llamada INTERGREMIAL que coloca a las Autoridades en un permanente cuestionamiento. Ojalá ese cuestionamiento se hiciese desde una virtud impoluta y pro-académica, pero al contrario, se hace desde las más aberrantes posturas anti-universitarias. El énfasis por los derechos olvida convenientemente el cumplimiento cabal de los deberes.

 

Llevo los últimos años peleando en lo personal para que nuestras Autoridades en LUZ paguen oportunamente nuestros beneficios laborales, y de manera muy concreta, los 22 días de las antigüedades. La crisis salarial mediatiza nuestro rendimiento y hace del desespero el caldo de cultivo de innumerables conflictos. Este desahogo por la anarquía se pudiera comprender pero cuando se hace de una forma deliberada ya es algo completamente vil. Gremios y Autoridades universitarias deben volver a colocar el dialogo y los acuerdos por encima de los conflictos y la guerra.

 

Por primera vez en muchos años, la OPSU bajó los recursos apenas un días después de lo convenido. Antes teníamos que esperar hasta semanas y meses. Los gremios en LUZ bien saben cuando la plata entra o no entra, y sabiendo que ésta no había llegado, deciden un paro de 48 horas bajo la amenaza de hacerlo permanente hasta honrar ese beneficio. El paro en las actuales circunstancias es una acción irresponsable porque el dinero no lo tenía LUZ, o en todo caso, el paro había que hacerlo contra la OPSU. Detener las actividades en LUZ es hoy un juego de niños: basta un twitter de uno de los cabezas de gremio para lograrlo sin consecuencias disciplinarias que lamentar. ¿Los estudiantes y sus clases? ¿Las metas académicas/institucionales que se verían afectadas? Ni les importa. Pararse en LUZ es obtener unas breves, o hasta largas, vacaciones mal remuneradas bajo la vista gorda de unas Autoridades que hoy todos sabemos que están deslegitimadas y no se respetan. El Alto Gobierno, que odia a las universidades autónomas como la nuestra, termina frotándose las manos.

 

Creo en el paro legal, justo y reivindicativo pero renunciando al confort de los mismos. Si estoy con el paro, lo lógico es, no recibir la remuneración por los días no laborados, y también, debo asumir la protesta cívica no desde la comodidad de mi hogar sino en la calle y sus manifestaciones. La banalización del paro ha introducido en LUZ un canibalismo sin fronteras en donde la burocracia y el clientelismo se regodean en su parasitismo desolador.

 

Los gremios, de no haberse parado, hoy mismo (01-04-2016) se estuviera procesando ese tan esperado beneficio. El cinismo de los mismos se expresa en un inmediato llamado a la reincorporación bajo la siguiente premisa: “Esta decisión de la INTERGREMIAL-LUZ es una muestra clara de nuestro compromiso con la institución y con el bienestar de los trabajadores”. Ni una simple disculpa por la metida de pata hasta el fondo que hicieron. Así estamos en LUZ: terreno abonado para la anomia y para seguir danzando desde sus ruinas.

 

DR. ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN

REPRESENTANTE DE LOS PROFESORES UNIVERSITARIOS EN EL CU-LUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: