SOLO LA INOCENCIA SABE ESCUCHAR


SOLO LA INOCENCIA SABE ESCUCHAR

 Portada-revista-Time-Foto_NACIMA20160812_0089_1

 

Dice la poetisa Graciela Maturo (1928) que: “Sólo la inocencia sabe escuchar”. Y el diccionario que consultamos define al dialogo como: “Discusión sobre un asunto o sobre un problema con la intención de llegar a un acuerdo o de encontrar una solución”. El dialogo es una forma de cortesía para dirimir diferencias, y en política, es la marca de identidad de las polis modernas. En Venezuela, hoy el dialogo, es tan vital, siempre y cuando éste sea sincero, que de no ocurrir entre los factores de poder hoy involucrados, los escenarios de conflictividad y desgracia humana serán mucho más penosos de los que ya se está padeciendo.

 

Ahora bien, para que el dialogo exista debe haber un reconocimiento mutuo entre quienes dialogan, un respeto basado en un interés mayor y común a la facción o partido que se representa, además, debe haber un marco institucional que sirva de referencia, es decir, el pacto de nación. Hoy sabemos que la actual Constitución ha sido ultrajada y que el “dialogo gubernamental” termina reducido a la amenaza y violencia. Sin acuerdos y negociación no existe la política, al contrario, es la guerra dura y pura. Hoy los venezolanos padecemos lo segundo.

 

La retorica oficial, inspirada en una propaganda fantasiosa, ya es incapaz de ocultarle al mundo el fracaso de un proyecto pseudo socialista cuya dinámica se ha nutrido en la venganza de los resentidos y el saqueo inmisericorde de los “vivos” del momento. La revista TIME le dedica un reportaje especial al desastre venezolano con unas graficas sobrecogedoras que hablan por sí solas. El mundo observa incrédulo como un país bendecido por la naturaleza es capaz de auto-destruirse en pleno siglo XXI bajo los dictados de una hegemonía política de inspiración rural y pre-moderna cuyas ejecutorias mediocres se han vuelto cotidianas.

Todos los llamados al dialogo por parte del actual gobierno han sido para ganar algo de tiempo cuando se ha visto con la soga al cuello. Aunque en realidad nunca ha creído en ellos porque sencillamente su genética política es anti-democrática. El “diálogo institucional” es inexistente porque nuestras instituciones hoy representan una ficción. El “otro dialogo”, el soterrado y mezquino, el de las conspiraciones y componendas, el que se hace en las espaldas de los ciudadanos, hoy lo sospechamos muy activo y angustiosamente impredecible en la gran aspiración de la mayoría: recomponer el orden institucional pro-democrático y recuperar la paz.

 

DR. ANGEL RAFAEL LOMBARDI BOSCAN

DIRECTOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LUZ

@LOMBARDIBOSCAN

Una respuesta to “SOLO LA INOCENCIA SABE ESCUCHAR”

  1. cenysalcedo Says:

    Mas que un artículo de opinión, marca la diferencia en una reflexión basada en la comparación de los tiempos y espacios, la ruralidad, lo retrógrado y lo cosmopolita, citadino, una mirada distinta del siglo XXI de quienes hoy dirigen al país.

    MSc. Cenys E. Salcedo Olivares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: